El origen metafísico de los escape room

Room Escape origen metafísico

23 Ene El origen metafísico de los escape room

El origen de las cosas no es tan sencillo como puede ser un lugar o una idea. Siempre hay algo “más allá”, algo de lo que pocos nos preocupamos pero que, por supuesto, también se tiene muy en cuenta a la hora de crear algo nuevo, como puede ser, en este caso, un tipo de ocio. Os hablamos, en esta ocasión del origen metafísico de los escape room.

Ya hemos hablado del origen geográfico y del origen ideológico de los escape room. Sin embargo, como acabamos de decir, hay algo más en lo que se basaron para crear esta experiencia de juego, algo más antropológico: el origen metafísico del los escape room.

¿Cuál es la motivación del escape room?

El libro Flow, de Mihaly Csikszentmihalyi, desarrolla precisamente la motivación de los escape room. Los ideadores de este maravilloso juego de lógica, concentración y, por supuesto, entretenimiento, se basaron en el desarrollo de la teoría de la que habla esta obra para idear un juego capaz de hacer florecer las sensaciones que en él se describen.

El flow

Existen situaciones en las que todo depende de un momento de gracia, de una ejecución perfecta, de una entonación precisa, de un pulso de cirujano, de un buen paso… Situaciones en las que el tiempo se detiene, la atención que se presta es total y absoluta y sólo existe la tarea que hay que llevar a cabo.

Podemos poner mil ejemplos de ello: una cantante de ópera que se prepara para su solo, un cirujano en una delicada operación, un artista en el número final de tiro con arco, un jugador de fútbol que tira un penalti en el último  minuto de partido…

Actividad cerebral fluir

Todos ellos comparten algo: el fluir. Se llama fluir o flow a ese momento en el que uno se encuentra tan inmerso en su actividad que su estado mental no desea reaccionar a nada más, se vive cien por cien para lo que se está haciendo, ahí se centran todos los esfuerzos.

Vemos que esto ya va tomando forma y acercándose a lo que ocurre en una habitación de escapismo. Los jugadores también se concentran, se quedan inmersos en la tarea, que en su caso es descrifrar los enigmas para resolver el misterio que les permita salir de la habitación. Nuestros jugadores también sienten el flow en las salas.

Lógica cerebro Room Escape

Su consecuencia: el júbilo

La consecuencia del flow, y lo que se pretende conseguir con las habitaciones de escapismo, es el júbilo, la sensación de bienestar obtenida al superar con éxito las diferentes partes de la trama que nos han dificultado la labor.

Con el fin de sorprender al máximo a los jugadores, nos toca pensar e implementar pistas y acertijos adecuados y actualizados, trabajados para hacer que nuestros clientes sientan esa satisfacción al superar los misterios ocultos de nuestras salas.

Éxito al superar un juego de escape

Enigmas demasiado sencillos hacen del juego algo aburrido, no habrá desafío alguno. Los retos demasiado difíciles terminarán por frustrar al equipo y, por supuesto, harán que este no supere el desafío, creando una sensación completamente contraria a la que queremos conseguir en Simulacre VUIT Room Escape Barcelona.

En definitiva, la creación de pistas ajustadas hará que nuestros compis sientan júbilo y felicidad al trabajar en equipo, aportar ideas, conseguir superar poco a poco los retos, etc. En definitiva, se tendrá en cuenta el origen metafísico de los escape room.

Fuente: Escape Room Fanatic

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra Política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies